lunes, 27 de agosto de 2007

Las Lágrimas de Eros (fragmento) George Bataille


" La violencia nos abruma extrañamente en ambos casos, ya que lo que ocurre es extraño al orden establecido, al cual se opone esta violencia. Hay en la muerte una indecencia, distinta, sin duda alguna, de aquello que la actividad sexual tiene de incongruente. La muerte se asocia a las lágrimas, del mismo modo que en ocasiones el deseo sexual se asocia a la risa; pero la risa no es, en la medida en que parece serlo, lo opuesto a las lágrimas: tanto el objeto de la risa como el de las lágrimas se relacionan siempre con un tipo de violencia que interrumpe el curso regular, el curso habitual de las cosas. Evidentemente el torbellino sexual no nos hace llorar, pero siempre nos turba, en ocasiones nos trastorna y, una de dos: o nos hace reír o nos envuelve en la violencia del abrazo... es debido a que somos humanos y a que vivimos en la sombría perspectiva de la muerte el que conozcamos la violencia exasperada, la violencia desesperada del erotismo. "

3 comentarios:

luidasein dijo...

es extraño creo que muchas de las veces si es asi, quedas con vacio, como vaciar el alma en un cuerpo que no es el tuyo, a veces me he hecho adicta a esa adrenalina y a esa sensacion de perdida y despojo, y da risa te puedes reir porque es mas apropiado que lorar o reclamar, mas si te consideras un poco promiscua.
otras veces he sentido que caigo sobre campo de flores, no se.... amor?

Necropolis Errante dijo...

Vaciar el alma en un cuerpo que no es tuyo... me gusta... adicta? claro que sí.... promiscua? también... Campo de flores? como empezaba ese poema de Francisco Lagos... no me vengas a hablar de amor...

Muak

Miranda dijo...

"...Hay en la muerte una indecencia, distinta, sin duda alguna, de aquello que la actividad sexual tiene de incongruente."

Este pequeño párrafo me causó gracia, una disculpa si no concuerdo con los dos comentarios anteriores...